Por hablar.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Que...



Que no, que no lo intentes, que no pasa un solo día sin pensarlo. Que has caído, bonita, tú. Sí, tú, la loba esteparia, la insoportable, la autosuficiente, la mentirosa. Has caído en las garras de un ente multidimensional que cuando te abraza no entiende cómo te hace volar, porque su mirada está demasiado limpia como para entender que detrás de esta melenita a lo marilyn monroe y este piercing en la nariz hay una niña perdida. Demasiado transparente como para ser dañado, que le miras y sientes cómo se te abren las tripas en mil partes como los mil lunares de su espalda que tanto te gusta lamer. ¿Quién te iba a decir que te harías adicta a ese lunar con forma de cometa? ¿quién te iba a decir que pasaría esto, que perderías el caparazón y, con él, el norte?

Que le arrancarías los ojos a cualquiera que quisiera hacerle daño, eso él no lo sabe. Que ojalá todo fuese perfecto, que deseas con todas tus fuerzas y parte de la de las demás hormigas que habitan este mundo despertarte a la mañana siguiente y que se estire, y bostece, y mirarle y ya no saber cuál es tu sitio en el mundo salvo allí, con tus rodillas encajadas tras las suyas y tu pecho en su espalda, y tus brazos rodeándole ese medio centímetro que separa tus labios de su corazón. Que esos veinte minutos que pasan entre que te despiertas tú y él abre los ojos son demasiado como para explicarlo con palabras, que la luz naranja le favorece tanto o más que cualquier otra y que los destellos que se le caen del pelo se funden con tus manos con la misma facilidad con la que os acopláis cuando ya no hay nada más que hablar. Que ya se lo has dicho mil veces, pero no lo callarás: que su sonrisa es como una bandera blanca y tu ya no sabes si rendirte de rodillas o desnudarte y envolverte con la dichosa banderita, porque a veces desearías poder quitarte la piel y poder fundirla con la suya en una sola, para que cada jodido milímetro de tu cuerpo estuviese tocando uno del suyo.

Y qué facil parece a veces enamorarse... puede llegar a ser ese puto único motivo de seguir viva y a la mierda con la autodestrucción.

sábado, 17 de diciembre de 2011

martes, 13 de diciembre de 2011

Lo único que pido a día de hoy es que la fauna que puebla tu pecho no deje de dormir entre mis brazos. Que esta canción no se apague nunca. Que esta luz no deje de derramarse por entre las líneas de tu espalda.

sábado, 3 de diciembre de 2011

Tu cama.

Porque ese colchón finito y demasiado grande para el somier merece un tratado, un congreso, una tesis doctoral.Tu cama es una burbuja de calor y roces, de tacto, gusto, olfato, oído y vista. Es una nube aislada, de luz velada, suave y limpia, tan grande para albergarnos a los dos y a la vez tan pequeña que, ¡oh! qué casualidad, siempre acabamos rozándonos.

En tu cama cabe todo: ahí eres libre de hablarme, de besarme, de abrirme tu corazón, y yo, que soy una sinvergüenza, soy aún más libre para escucharte y sonreírte y sentirme la mujer más afortunada del mundo. En tu cama nos hemos besado, mordido, lamido, acariciado, tocado, rozado, follado, gritado, amado, vivido. Hemos sido uno y muchos, hemos dormido abrazados y nos hemos dado calor. En tu cama nos hemos mirado y hemos visto el alma del otro a través de sus ojos.

Al fin y al cabo, parece que no siempre tiene que haber una trampa.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

¿Aborto sí, aborto no?

En éste, que debe ser el blog más concurrido de la red, toca ponerse serios. Dejo un trabajo que presenté en la facultad el curso pasado y del que estoy bastante orgullosa, acerca de la interrupción voluntaria del embarazo. El trabajo original tiene 17000 y pico caracteres, pero lo he abreviado un poco eliminando paja médica y la parte de la legislación, que era interesante pero fácil de encontrar. Así, sólo he dejado la parte que en el trabajo se titulaba "Implicaciones éticas". Tengo que decir que este trabajo supuso una reflexión muy profunda para mí, y fue un ejercicio de razonamiento tremendamente útil. Disfrutadlo (yo lo hice).




La interrupción voluntaria del embarazo es una decisión complicada y con múltiples implicaciones, tanto para la madre como para las personas que la rodean. Así, muchas veces resulta difícil establecer un juicio responsable y objetivo acerca del aborto, dado la gran corrupción de la información que establecen determinados sectores de la sociedad como la Iglesia.
Los principales conflictos o dicotomías que se establecen a la hora de evaluar y posicionarse a favor o en contra del aborto son, en su mayor parte, enfrentamientos entre los derechos de la madre y del feto. Decidir cuál de ellos pesa más queda condicionado por los principios morales que hayan sido inculcados a la persona durante su educación. Sin embargo, puede y debe recurrirse a determinados datos objetivos para comprender mejor las implicaciones y las consecuencias del aborto, asociando estos datos a los conflictos o dicotomías de los que se ha hablado antes. Dichos conflictos pueden condensarse en los siguientes puntos:

a. Consideración del feto y su derecho a la vida

Uno de los argumentos más fuertes y recurrentes esgrimidos en contra de la interrupción voluntaria del embarazo consiste en afirmar que el feto, en el momento en que es concebido, es ya una persona, un ser humano con entidad y, por ende, con derecho a vivir.
El derecho a la vida es algo innegable y básico; su defensa forma parte (o debería formar parte) de los esquemas morales de todas las personas. Así queda detallado en la Declaración Universal de Derechos de 1948:
Artículo 1: Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.
Artículo 3: Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.
Tras esto, y con una pequeña reflexión se hace evidente que esta dicotomía es de carácter puramente dialéctico: ¿qué es, qué entendemos o cuál es el concepto de “persona”? Y una vez resuelto esto, ¿entra el feto dentro de esta definición?
La definición de persona que nos da la RAE es bastante amplia, y reza:
1. f. Individuo de la especie humana.
4. f. Hombre o mujer de prendas, capacidad, disposición y prudencia.
6. f. Der. Sujeto de derecho.
7. f. Fil. Supuesto inteligente.
Teniendo estos datos, se entiende que todo ser humano desde el momento que nace es una persona, y tiene así el derecho a la vida. Podemos simplificar, de esta manera, hasta el momento del nacimiento: ¿es el acto de nacer el que otorga al ser de la condición de persona, o presenta esta condición desde antes de ello? Y en este último caso, ¿desde cuándo?
El proceso de formación del embrión comienza cuando se produce la fecundación: el espermatozoide (gameto masculino) atraviesa la membrana celular del ovocito secundario o gameto femenino, se fusionan sus núcleos y dan lugar al cigoto, la primera célula, con la dotación genética completa, a partir de la cual se desarrollará el embrión.
A partir de la cuarta semana, el embrión empieza a desarrollar los vestigios de los futuros órganos y aparatos, y en esta etapa resulta muy sensible a cualquier noxa o agente nocivo capaz de alterar ese desarrollo.

Entre las semanas cuarta y séptima desde la fecundación, en el embrión se produce la formación y el desarrollo de casi todos los órganos y tejidos del cuerpo (detallaremos los más importantes a continuación). A partir de la séptima semana, la fase embrionaria se da por concluida y el embrión pasa a llamarse feto. Desde este momento hasta el nacimiento, en el feto ocurrirá el crecimiento y maduración de los órganos y tejidos ya formados; no se formarán nuevos órganos.
El corazón comienza a latir al principio de la cuarta semana del desarrollo; este funcionamiento tan precoz es necesario ya que el embrión requiere un aporte de oxígeno y nutrientes lo más temprano posible. El sistema nervioso central y periférico tiene un desarrollo extraordinariamente más lento; continúa formándose incluso durante la infancia, madurando y estableciendo conexiones sinápticas más profusas. El cerebro se diferencia del resto del sistema nervioso central alrededor de la quinta semana, pero en este momento no presenta funcionalidad. A las 22 semanas, el encefalograma ya muestra cierta actividad cerebral, aunque intermitente. Dos semanas después, la señal es continua, y es entonces cuando aparecen unos patrones básicos de sueño y vigilia. En la semana 26 ya han comenzado a establecerse unas conexiones sinápticas primitivas, que estarán básicamente completadas en la semana 30. Se ha visto que fetos en el tercer trimestre ya tienen cierta habilidad de 'aprender', es decir, de acostumbrarse a estímulos determinados e, incluso, dar respuestas de memoria a corto plazo.
Con todo esto, no puede afirmarse a partir de qué momento el feto presenta consciencia o, lo que es más amplio, entidad como persona. Sería excesivamente extremista afirmar que el embrión recién concebido es ya una persona, pero también lo sería afirmar que hasta que no es expulsado por el canal del parto, no se convierte en tal. Se propone una postura intermedia: el feto puede considerarse una persona desde el momento en el que posee una autonomía somática básica, es decir, que recibiendo aporte de agua y nutrientes básicos, su cuerpo es capaz de procesar los mismos, emplearlos y mantenerse con vida en condiciones normales. Simplificando esto, el feto puede considerarse una persona desde que es capaz de sobrevivir fuera del vientre materno (por supuesto, siendo atendido).
Sin embargo, este tipo de discusión suele llevar implícito un componente emocional muy alto, con lo que las conclusiones sobre la misma tienen un carácter difícilmente objetivable.

b. Derecho de la madre a decidir

Como ya hemos desglosado, el derecho a la vida del feto existe y puede aplicarse a partir de ciertos momentos del desarrollo del mismo; esto queda, por supuesto, condicionado por el esquema moral de cada uno.
Sin embargo, existe otro derecho muy importante que queda a veces alienado: el derecho de la madre a decidir sobre su propio cuerpo, sobre su vida y su futuro, así como sobre el futuro del embrión. La pregunta lógica sería: ¿qué derecho prevalece?. De hecho, este derecho a la libertad y a la autonomía está detallado en la Declaración Universal de Derechos. Dado que nos hallamos ante un enfrentamiento entre dos derechos de la misma entidad, habría que preguntarse si el derecho de la madre prevalece sobre el del feto; probablemente la respuesta sea afirmativa, por la sencilla razón de que la madre está plenamente formada y es una persona sin ningún género de duda, mientras que el hecho de que el feto ostente esta condición no está universalmente aceptado.
Por otro lado, el hecho de que una madre haya dado los pasos necesarios para poner en existencia a un embrión formado, ¿supone también para ella la obligatoriedad de conservarlo? Y lo que es más: ¿quién debe – moralmente – contestar a esta pregunta: la madre, el padre, la sociedad, la justicia?
Resulta evidente que el embrión o feto no nacido no tiene en absoluto capacidad de decisión, ni de opinión sobre su futuro. Así, si se da el caso, la persona con más derecho a decidir por él es su madre, según dicta la lógica más básica; su madre, y no el Estado penal, la sociedad o cualquier otro tercer elemento.

c. Consecuencias de la decisión de abortar

La decisión de interrumpir la gestación puede tener diversas consecuencias para la mujer. Existe la posibilidad de que se presenten complicaciones físicas: infecciones, las hemorragias, las complicaciones debido a la anestesia, las embolias pulmonares o del líquido amniótico, así como las perforaciones, laceraciones o desgarros del útero.
Por otro lado, y de manera más importante, las mujeres después de un aborto pueden sufrir graves consecuencias emocionales y psicológicas. Cabría suponer que la mujer, habiendo decidido libremente abortar, no debería sufrir este tipo de sensaciones; sin embargo, se pueden presentar hasta en el 60% de las mujeres. algunas de ellas son: culpabilidad, impulsos suicidas, sensación de pérdida, insatisfacción, sentimiento de luto, pesar y remordimiento, retraimiento, pérdida de confianza en la capacidad de toma de decisiones, inferior autoestima, preocupación por la muerte, hostilidad, conducta autodestructiva, ira/ rabia, desesperación, etc. sobre todo en gestaciones ya avanzadas, las consecuencias para la madre pueden llegar a ser devastadoras, y podrían llegar a prolongarse durante largos periodos de tiempo.

d. Embarazos no deseados en mujeres adolescentes

Todo lo que hasta ahora se ha dicho es aplicable a mujeres maduras, adultas y responsables con capacidad de decisión; se ha analizado hasta ahora si el derecho a vivir del feto es preponderante sobre el derecho a la autonomía y libertad de decisión de la mujer, que en cualquier caso es responsable de sus actos y debe ser consecuente con los mismos.
Sin embargo, cuando hablamos de mujeres adolescentes o adultas jóvenes, el panorama cambia drásticamente. Sin entrar en las conductas irresponsables que hayan podido llevar a esta situación, que son siempre negativas y denotan una grave falta de consciencia, un embarazo en la época adolescente se concibe social e individualmente como un grave problema, y de hecho lo es.
La mujer puede decidir interrumpir la gestación, con lo que nos encontraremos ante las consecuencias físicas que se han detallado en el punto anterior.
Por otro lado, la decisión de llevar a término la gestación y hacerse cargo del hijo tiene consecuencias que pueden considerarse mucho peores, tanto para la madre y su familia como, sobre todo, para el hijo.
La asunción de la responsabilidad de tener un hijo implica que los proyectos vitales de la madre, fuesen los que fuesen, deben interrumpirse o terminar. Dado que la ley de Educación no contempla el supuesto de los embarazos adolescentes, las mujeres en esta etapa suelen dejar sus estudios. Esto repercutirá en su futuro, a la hora de encontrar un trabajo y establecer unos recursos propios, considerando la falta de formación básica que la mujer arrastrará a lo largo del resto de su vida. Además, dado que la mujer adolescente no cuenta con un modo de vida propio sino que depende de sus progenitores, los gastos económicos derivados del cuidado del hijo pasan a ser responsabilidad de sus abuelos, y no de sus padres.
Las consecuencias emocionales para la madre son mucho más amplias que las que sobrevendrían a una mujer adulta; Pueden ser: problemas de autoestima, frustración, sentimientos de culpabilidad por el rechazo social y, en algunos casos, familiar, estrés, confusión por el paso brusco e indeseado a la adultez, mayor riesgo de ruptura en la pareja, etc.
De todo esto se derivan consecuencias para el recién nacido, que es sin duda el que más sufre, tanto durante su niñez más temprana como durante el resto de su vida. Los riesgos físicos son diversos, dado que ha sido concebido en un organismo adolescente y aún inmaduro: deficiencias físicas y mentales, nacimiento prematuro, enfermedades infecciosas, etc. Sin embargo, el hecho de que el hijo no haya sido deseado ni buscado repercutirá muy negativamente en él, tanto en sus emociones como en el trato que recibirá de sus padres. Tendrá un mayor riesgo de ser dado en adopción e incluso de ser abandonado, y menos oportunidades de una vida digna, un hogar propio y de tener sus necesidades básicas plenamente cubiertas.

Conclusión


Una propuesta integradora pasaría por permitir el aborto libre, sujeto a la decisión de la embarazada, pero estableciendo unos plazos determinados más allá de los cuales no podría realizarse la interrupción de la gestación. Lo que resulta evidente es que, cuanto más avanza el embarazo, mayores son las justificaciones que se requieren para interrumpirlo. En cualquier caso, el aborto es una decisión absolutamente personal y no debe ser un debate social.
Vista la enorme complejidad del mismo, lo más sensato parece tratar de que este debate se produzca con la menor frecuencia posible. Para eliminar de la sociedad la necesidad de esta práctica, o para que quede sólo como un método a aplicar en casos extremos o urgentes, sería deseable trabajar educando a la juventud en una visión de la sexualidad más abierta y responsable, haciéndoles comprender las consecuencias que puede tener un embarazo no deseado para la madre y para el hijo, e inculcando conductas de prevención que permitan a las mujeres (sobre todo a las jóvenes) disfrutar de una sexualidad segura y sensata.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Muslo izquierdo,
con antebrazo izquierdo.
Ojos cerrados,
con uñas abiertas.
Cintura, con nuca,
y con playa.
Y las cuatro orejitas eran cuatro ángeles en la choza de la nieve. Se querían. Se amaban. A pesar de la Ley de la gravedad.



Lorca

Salvad a todos los soldados que podáis

Tu sonrisa es una bandera blanca,
y si hoy se levantasen en armas
todas las máximas de mi mundo, soy
una trinchera vacía, en calma.
Si tú dices cómo ataco, dónde estoy,
puedes contar como otra de las bajas
a este miedo irracional que me come viva.

Y si diezmaste a la armada enemiga ¿qué más da?
descansemos, festejemos, es tiempo de marchar.

martes, 22 de noviembre de 2011

viernes, 18 de noviembre de 2011

- Tiene que haber un lugar mejor, al menos para gente como tú.
- ¿No para tí?
- Desde que llegaste aquí, éste es el mejor sitio.
Sé que a veces piensas que estoy algo ida
pero nunca pierdo una sola oportunidad
de admirar como
te deslizas como si fueras de viento
y al contacto con con mis dedos
te desvanecieras.

jueves, 17 de noviembre de 2011

19 años

Con amigos como estos...
¿quién necesita nada más?

Gracias, pequeños míos :)

martes, 15 de noviembre de 2011

Gris y negra puesta en pie,
acaricio con los dedos la esperanza muerta.
La vergüenza de esta yo que no seré
los relojes que me dejo tras la puerta.

Ni un solo momento, ni un segundo odiado
de este llanto roto y agotado,
tierno y delicado que me cala.
Este llanto que me cala.

Esta luz se apaga,
como se apagan las desdichas que no narras,
como se apagan mis canciones que no acaban.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Pervertir mi sentido de la vista es un juego que no me divierte ya. Para. Páralo ya.
Hoy es un día para echarse atrás.
Hay sangre en el suelo, y no recuerdo haberla derramado. Pero debe ser mía, no hay nadie más en la habitación.
¿No?

sábado, 5 de noviembre de 2011

¿Que hace un ángel como tú
En un infierno como el mío?
Entregándole tu amor al más pobre de los diablos
De los diablos él más pobre

La flor que me has traído
Ese vestido blanco
Tus alas de inocencia
Acabarán ardiendo
Las quieres ver ardiendo

Es grande mi corazón
Es como un pozo sin fondo
Necesita tanto amor
Que jamás podrán llenarlo... jamás

La flor que me has traído
Ni ese vestido blanco
Tus alas de inocencia

Acabarán ardiendo

Las quieres ver ardiendo

Quemaste tus alas de ángel





¿Qué hace un ángel como tú en un infierno como el mío?

lunes, 31 de octubre de 2011

Se me ha hecho de noche entre tus brazos.
Hoy no sé medir palabras, hacer versos.
Sólo quiero gritarle al mundo que te quiero.

miércoles, 26 de octubre de 2011

martes, 25 de octubre de 2011

Flashforward

Ví un mundo en llamas.

Un mundo quebrado, partido en dos.
Un mundo rojo, negro y gris acero.
Un mundo caliente, hirviente, sofocante, inflamado.
Un mundo podrido, enfermo, venenoso, infectado, amarillento, como esas lunas de verano grandes e inyectadas en dolor.

Ví edificios altos, grises y negros, que rascaban el cielo arañado y nuboso. Ví bosques de esos rascacielos como la nueva flora de una selva pérfida y corrompida, y cables eléctricos tendidos entre ellos como las lianas de esa selva. Ví los caminos, esas arterias de asfalto, con los transeúntes más grises que nunca pude imaginar. Ví parques pálidos, cenicientos, con un aire no limpio sino perfumado artificialmente, con ese fondo agrio y nauseabundo que queda cuando un animalillo ha muerto debajo de un armario y su cadáver se ha podrido inclemente.

Ví personas, pequeñas pulgas de miradas perdidas e infelices. Ví hombres sin oficio ni beneficio, sin ilusiones, con nada más que sus trajes de raya diplomática y sus maletines de piel de antílope. Ví mujeres de vientres yermos, niños inocentes pero vacíos, no amados. Ví crueldad entre los hombres, dolor causado a sabiendas, sangre ajena en callejones oscuros. Ví las lágrimas secas en sus caras, y sus bocas cerradas desencajadas en un grito permanente de angustia. Ví el dolor en sus manos, la presión en el pecho, la punzante e inespecífica sensación de que podrían morir en cualquier momento y nada ocurriría. El eterno vacío de la intrascendencia inconsciente. .


Ví un mundo en el que la luz artificial había sustituido a la del sol, un mundo lleno de autómatas grises de movimientos hieráticos, un mundo en el que una risa más alta del límite hacía virarse las ecogénicas cabezas de los transeúntes, demasiado ocupados sin embargo en regodearse en su propia desgracia como para prestar ningún tipo de atención a nada. Ví animales extinguidos, hartos de luchar por seguir en una madriguera que era sistemáticamente quemada.


Ví desorden, hojas en blanco llenas de manchas de polvo, ví estériles cantos a la gloria perdida pero no perseguida,ví notas musicales languidecientes y flácidas, ví insulsas pinturas de mujeres desnudas sin nada más que muerte en los ojos opacos.



Ví un mundo del que el amor había desaparecido hacía tiempo.

Luego abrí los ojos.

Y tú, ¿qué viste?

lunes, 24 de octubre de 2011

Tomado de
http://petitsuissedementa.blogspot.com/2011/10/como-si-hubieramos-ganado-por-habernos.html



Dame un cubo y te hablo de nosotros.
Son 6 caras,como las razones que todo este tiempo contigo me has dado para darme cuenta de que no eres una más.

Ella se levanta, se incorpora, mira a su alrededor, pero no ve nada. Bueno sí, sigue la misma ventana que avisa que ya ha amanecido, la ropa esparcida por el suelo(sin embargo, no tuvo sexo porque en el colchón solo había un peluche) y las pocas ganas de levantarse. Entonces la alarma de la blackberry suena. Joder como le apetecería que la alarma de la blackberry fuese su voz, que a su lado hubiera otro cuerpo igual que el suyo abrazado a ella, el cual le permitiría el lujo de hacerla pensar en cual es su pierna y cual no, que la ropa del suelo estuviera multiplicada por dos y rota, y que la ventana la avisara de que es de día proporcionándole la suficiente luz como para girarse y entoncer verla.
Y entonces comprender que, ha amanecido con ella, después de una noche de guerra siempre viene la resaca. Y yo hoy tengo resaca de ti.

Porque no estás a mi lado, no quiero no chocarme con tu cuerpo cuando cambio de posición en la cama. No quiero tener la almohada para mí sola y no poder destaparte cuando me entre frío. Que yo cerca de ti no paso calor, que a mi me sobran las ganas, las verdades, que me importa una mierda si hemos ganado o perdido, que yo solo quiero una vida contigo.Mitad rutina, mitad carpe diem. Que si quiero emborracharme solo tengo que pedirte que te quedes a dormir, que mis ecuaciones solo las verifica tu cuerpo, que mi letra solo quiere escribirte y que mi mente no piensa si no estás tú, dando vueltas por ella, como si fueras esa neurona tonta que me hace extrañarte,y sentirte.

Es fácil decidir si pintar la pared de azul o verde. Es fácil hacer para luego deshacer, estrujar tu sonrisa hasta que se quede de por vida no. Pero sabes? Nunca me gustaron las cosas fáciles.
Escribir tonterías sí, pero si no está ella no.

Por fin se levanta.Cansada, como siempre, y espera a que le sirvan el café.Pero nunca nadie lo hace y esperar a que la taza cobre viva propia solo sería posible en una película de Disney Pixar, así que al final acaba de preparselo y se la va los dientes. Y entonces ve, que en el mismo vaso hay algo más. Una pasta de dientes. Joder como desearía que su cepillo de dientes estuviera ahí. El azul acampoñanando al verde.Y entonces piensa, que nunca antes se lo había dicho. Como desearía modificar la velocidad inicial del mundo y hacerlo girar con más rápidez, que así pasaría el tiempo más rápido, hasta que llegado el momento de estar con ella, entonces, por una fuerza sobrenatural, se estabilizara, se parara. Necesito un break pensó,abalanzándose al salón a recoger el paquete de tabaco que asomaba por el pico de la mesa, mientras el cuadro de un perro sentado la miraba fijamente. Entonces se acordó de aquel día, en el que ella le dijo que tendrían un perro.

Es inevitable no encenderse uno y sentarse un momento en el sofá a disfrutar de la combustión de la nicotina mientras entra en sus pulmones y se queda allí, pegada para siempre. Joder, como desearía ser nicotina y quedarse pegada a su cuerpo. Lo cierto es que no sabía si eran sus besos o su forma de mirar, pero algún componente adictivo tenía que tener.

Supongamos que hablamos de nuestros besos guarros, de tu cuerpo desnudándose con mi mirada y de mis ganas de crear caos alrededor. Que tienes una manera de aumentar la entropía de mi cuerpo que nunca antes había experimentado.Que el tiempo pasa para los demás, pero para mí desde que me boicoteaste el ritmo cardíaco no.

Ya sabes,tu corazón siempre encajó bastante bien con el mío.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Un brindis por esas cosas que trascienden lo puramente racional y cognitivo, y pasan a al esfera de lo inexplicable.

Amar sin reservas, sin miedos, sin reproches. Amar totalmente, de forma pura y con todo el cuerpo.

Amar.
Y nada más.

lunes, 10 de octubre de 2011

It's never too late

I will not leave alone everything that I own
To make you feel like it's not too late, it's never too late

Even if I say it'll be alright
Still I hear you say you want to end your life

Now and again we try to just stay alive
Maybe we'll turn it around 'cause it's not too late
It's never too late

No one will ever see this side reflected
And if there's something wrong who would have guessed it?
And I have left alone everything that I own
To make you feel like it's not too late, it's never too late


The world we knew won't come back
The time we've lost can't get back
The life we had won't be ours again















Quieto parao, no te arrimes.
Ya son demasiados abriles.
Para mi amanecer desbocao, mejor que me olvides.

.

Donde duele, inspira.

Pero,
pero...
Si no quiero desnudarme, ¿cómo vas a curarme las heridas?

jueves, 6 de octubre de 2011

Llorarte en la ventana del tren.
Llegar y encontrarme la estación vacía.
¿Qué hacer con este dolor tan inespecífico?
¿Y con estas lágrimas que caen en saco roto?

lunes, 3 de octubre de 2011

Fragile

Frágil, pequeña.

Frágil, extraña.

Frágil, pequeña, extraña, bajita, silente.

Frágil a tu lado.
Tienes mi vida entre tus manos.




/ Todo el amor del mundo no merece la pena si el precio es sentirse así, aunque sea sólo durante un segundo. (Lisey's Story)

martes, 27 de septiembre de 2011

El seu caminar,

el seu despertar,

la seua forma de parlar.

El seu mal humor,

el seu estar millor,

el seu pèl

i la seua veu.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Jugando con el tiempo

Si pudiera hablar con mis hijos o mis nietos ahora mismo, les diría muchas cosas. Desde mi hipotética experiencia dada por mi hipotética edad, les diría que la vida es larga y deben estar tranquilos, que todos los problemas tienen solución y que nada es inamovible, nada es inevitable, nada es irremediable, nada es insalvable, nada es in-, en resumen. Les diría que estudiasen mucho y con ganas, que leyesen a Antonio Machado, a Tolkien, a Stephen King, a Nabokov. Que leyeran todo lo que les cayese en las manos, que es la única forma de llegar a ser una persona más o menos íntegra. Les diría que fuesen educados con sus mayores, que fuesen buenos con sus hermanos pequeños y que no fuesen crueles con sus compañeros de clase.

Les diría que no llorasen por los amores de adolescencia, que es una época en la que la soledad les hará sentir muertos por dentro y el amor hará que les hiervan las entrañas hasta niveles que creerán que no pueden soportar. Les diría que, a esos amores de adolescencia, no los quisiesen demasiado ni les llorasen, no, que luego terminarán olvidándolos y quedarán como un bonito recuerdo y no como una herida sangrante e infectada. Les insistiría mucho en esto último: les olvidarán, y todo parecerá menos grave, menos urgente, menos doloroso.

Sin embargo, si les dijese todas estas cosas, ¿estaría haciéndoles bien? Nadie escarmienta en cabeza ajena, y no puedo pedirle a una muchacha de dieciocho añitos que se despida de su novio con un beso en la mejilla y un "hasta luego". No. Que llore con nerviosismo, uno de esos llantos que termina por provocar hipo. Que se abrace a él, que le toque, que le huela, que sienta esos últimos momentos a su lado como los últimos segundos de su existencia (aunque no lo sean). Que le agarre las manos con fuerza, que las apriete, que se despida y luego vuelva corriendo a por un último beso. Y, una vez establecida la distancia, que se sienta tan sola como una estrella en el espacio, falta de aire, enfadada, rabiosa con el mundo, demasiado llena de cariño hacia él y demasiado vacía de cualquier otra cosa, demasiado vacía de su compañía. Que se quede sin manos para darle caricias, que se quede sin piel para tomar contacto con la suya, que se quede sin aliento para gritar cuando hagan el amor.

No es lo más sano, no es lo más fácil, eso está claro. Amar así te destroza, te hace sufrir, te destruye. Pero, ¿no es eso amar? ¿depender del otro? ¿necesitarle? ¿sufrirle?. Siendo sincera, les diría a mis hijos y a mis nietos que sí llorasen a esos amores de juventud, que se dejasen sentir destrozados, deprimidos y solos, y otras veces tan llenos de alegría que serían capaces de gritar y contárselo a todo el mundo, hasta de poner un anuncio en el jodido New York Times, con el corazón en un puño cálido y reconfortante, con la cabeza llena de su amado, llena de pájaros, de besos, de olores, con el cuerpo a punto de explotar por los cuatro costados. Llenos de vida. Que no se aganten las lágrimas, aunque crean que van a cortarles las mejillas como cuchillos, ya sean lágrimas de desolación o de alegría.

¿Y por qué? Porque es la única manera de llegar a conocerse, de crecer y madurar, de encontrar sus límites. Y, qué coño, porque así es la vida: jodida y ambigüa, dando una de cal y otra de arena. La vida es corta: hay que amar intensamente, besar despacio, reír bien fuerte y perdonar deprisa. La vida es demasiado bonita como para estar siempre cabreado, y se hace más vida si está uno enamorado.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Estaciones de tren.

Los dos primeros años de carrera, me encantaban las estaciones de tren. El traqueteo, el movimiento de personas, las voces, los chirridos del tren. Las estaciones eran como la orilla de un río: frescas, cambiantes, maduras.

Ahora, cada vez me resultan más melancólicas. Antes, no tenía nada que perder, no dejaba nada atrás. Al menos, nada importante. Ahora, la estación es la despedida, el hasta luego. O el adiós. O significa el inicio de un periodo demasiado corto, el preludio de un adiós que llegará demasiado pronto.

Lo que más odio es llegar, estar de vuelta, y que nadie me espere. Es extraño, pero me siento terriblemente sola al llegar con mi parco equipaje y mi paso rápido, y ver como todos mis silenciosos compañeros de viaje se emparejan menos yo. A mí nadie me espera y, aunque parezca un gesto absurdo, no lo es. No lo es.

En cualquier caso, nevermind. Este año será duro, pero ánimo.

Despedidas

Lloré porque me faltaban manos para acariciarte.
¿Y para qué pueden servir mis manos si no es para tocarte?
Serían todo un desperdicio.
Podría hasta cortármelas.
Suerte que tienes piel donde apretarte.
Suerte que tu corazón sea demasiado grande, y pueda oírlo a través de tu pecho.
Suerte.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Me muero de ganas de masacrar hasta la última gota de tu sudor, y aunque mis tallos de mimbre se quiebren te dejaré besarme hasta que me pongas el pelo al viento. Y es esta gana insana de subirme por tus ramas la que no me deja vivir, ni puedo dejar de reír; porque no sé qué es eso que te sale por los poros, que me droga y me coloca en un piso superior. Dormir de ti o dormir contigo. Si se me permite un alegato final en este juicio amañado, no usaré palabras. Mis argumentos caen como la sábana rosa tan destruida con la que me visto después de comernos el mundo sin movernos del colchón. Brindaré por tí, que causas y a la vez solucionas las más terribles y apasionadas mareas en mi vientre. Brindo por tí, que eres el único que me besa los moratones que me salen en los puños, que eres el único que me sujeta y me pide que no beba más, el único a quien de verdad le importa que mañana por la mañana no tenga dolor de cabeza. El único que me arranca las dudas con los dientes, el único que me besa en la frente. Bébeme, cómeme, bésame, dame todo eso que tienes guardado. Te quiero sin miedo, con ropa y en cueros, te quiero entero.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Vie

Hacer maletas. Salir. Viajar. Volar. Andar. Hacer amigos. Reír. Llorar. Sentir. Decir adiós. Volver a casa.

lunes, 15 de agosto de 2011

Explosión

Mañana me voy; si algo tenía que hacer, lo tengo que hacer hoy.




Había empezado a escribir una entrada deprimente y emo - adolescente.
La he borrado.

Sólo voy a decir que me voy a un viaje que no sé lo que me deparará. Mañana me calzo las botas, me echo la mochila a la espalda y me voy.
Espero que, a la vuelta, sigas aquí. Yo voy a extrañarte como al aire.



Hasta dentro de poco :)

sábado, 13 de agosto de 2011

... y mi piel temblará bajo tus manos hasta que vuelva.
Y sigo sonriendo cuando pienso cómo me alisas las esquinas a base de besos.





Mi casa está donde estás tú;

Los mismos ojos, la misma luz.

Mi casa está donde estás tú;

los mismos clavos, la misma cruz;

los mismos clavos, el mismo ataúd.








jueves, 11 de agosto de 2011

La luna me sabe a poco...

Decía que tenía el corazón alicatao hasta el techo,
Que a ver si no podía hacerle yo una cenefa a besos
pa llenar de porvenir los bolsillos del mandil
y colgar un recuerdo de cada azulejo,

y es que ná le da más asco que aguantar como un peñasco
a que pase el invierno,
que le diga que ya nos veremos,
que ha vivido en un silbido
orgullosa de haber sido una yegua sin freno,
desgastada de andar por el suelo,

le dije que a la noche por los poros me salían mares,
soñando que me hablaba y me agarraba a sus cuerdas vocales,
que no hay quien pueda dormir escuchando mi latir,
que parece que está masticando cristales,

tengo un gato en las entrañas, un tembleque en las pestañas
y muy poco tiempo,
si me dice que ya nos veremos,
voy rompiendo las persianas pa dejar por mi ventana
el camino abierto,

si se cansa de andar por el suelo,

pondremos el mantel, tu quédate a mi lado,
a comernos al amanecer lo que quieran las manos,
y de postre un sol maldito que termine de volverme loco,
que ya sabes que la luna a mí siempre me sabe a poco.



miércoles, 10 de agosto de 2011

Palabras


Cada mañana, ella se levantaba muy temprano. Madrugaba desde siempre, no sabía si por costumbre o por deseo de aprovechar el tiempo. El caso es que se levantaba temprano e iba a la cocina. Preparaba el café y lo dejaba listo, caliente, sobre la hornilla. Sacaba el pan del congelador y lo dejaba, soltando volutas de vapor, sobre la encimera. Dejaba preparado en la nevera un platito pequeño, con tres o cuatro trocitos de queso y unos dados de jamón serrano, para las tostadas. Metía la leche a enfriar y dejaba un par de azucarillos junto a la cafetera. Lo último que hacía antes de irse a trabajar era coger la taza de él del armario. La sacaba, quitaba el post-it amarillo del día anterior, en el que se podía leer: "Te quiero", y colocaba uno nuevo, exactamente igual, en el que escribía de nuevo: "Te quiero".


Las palabras se olvidan deprisa. Los actos son los que quedan para el recuerdo, sí, pero es posible hacer que las palabras calen hondo. Lucharé. Por nosotros.











domingo, 7 de agosto de 2011

Espera a que cambie el viento

Cambiar un: yo, mí, me, conmigo
por un: tú, ti, te, contigo.

Pasar del frío en el vestido
a sonreír a tu abrigo.

De comprar cena para uno
a darte mi medio mundo.

De vagar entre rotos en la ropa
a compartirnos la copa.

Cambiar los cuerpos descosidos
por querernos desvestidos.

Pasar del odiar lo vivido
a vivirnos con descuido.


¡Qué alegría vivir, sintiéndose vivido!






Gracias. :)

jueves, 4 de agosto de 2011

Mirando hacia atrás, mirando hacia delante

Hace un par de años (el 28 de enero del 2009), no recuerdo exactamente motivada por qué, escribí un pequeño texto en el blog que tenía por aquel entonces, el Cuaderno de Bitácora. Es éste:

Volverás.
Volverás una tarde. Lo sé. Casi puedo verte llegar con las manos en los bolsillos, la frente marchita y los ojos cansados y delatores. Volverás, con el pelo canoso, y otra vez querrás que te perdone y que nos vayamos juntos de vacaciones. Volverás a mí cuando ya no te quede nada, pero ya no estará mi fe ciega en tí ni mi inocencia. De mí, no quedará nada; al menos nada de lo que viste. Habré escrito un libro, me habré casado, tendré dos hijos redonditos y educados, seré médico y tendré ropa buena y elegante, y seré feliz. Y lo que más te dolerá será lo más evidente: habré sobrevivido a tu ausencia, a esto que ahora no me veo capaz de sobrepasar, habré sobrevivido a tus años de silencio, a tu falta. Habré sobrevivido a esta trampa que me has tendido, y rimaré mejor que ahora, y habré crecido, y hablaré mejor que ahora, y escucharé mejor que ahora, y seré mejor que ahora, pero tú seguirás atado dentro de tu gran mentira y, cuando te des cuenta, ya no podrás salir.

Pero tú nunca te has preocupado de entender mi verdad, entonces ¿porqué debería preocuparme yo de escuchar tu mentira?

A tí, a tus mentiras, a los años de silencio, a las discusiones, a este juego de escondernos el uno del otro, a los reproches, a tus intentos de cambiar la historia, a ser utilizada por tí y tu mundo paralelo... a todo eso sólo le digo una palabra:

Adiós.






Hoy, las cosas han cambiado. Estas líneas de arriba fueron un medio para conseguir un fin: un intento de olvidar, de pasar página, de quemar los recuerdos. Hoy, las cosas son distintas. No necesito escribir unos párrafos cabreados y llenos de desesperanza para intentar dejar de llorar y que las heridas dejaran de escocerme. Lo he conseguido yo sola, a fuerza de sacudir la cabeza y andar hacia delante.

No queda rencor, no queda odio, no queda soledad, no queda añoranza. Sólo una distancia de millones de kilómetros, un precipicio insalvable, un vacío, un agujero negro, un abismo cuyos bordes no volverán a juntarse. Indiferencia.

Tranquilidad. Paz.

Hoy sí puedo decirlo con la boca bien abierta, y decirlo no implica pataleos ni escenas dramáticas: Adiós.

domingo, 31 de julio de 2011

La voz a ti debida

El sentirse frágil como astillas de una copa,
frágil como el borde de una raja en nuestra ropa,
frágil, simple, blanda, fundiéndome con tu historia,
frágil, rota, pequeña, girando en una noria.

La piel que habito es tu traje,
y sólo pido a esta cama tan grande
que nuestras manos se fundan en una amalgama
de excesos y besos, más y más besos.
Que estos besos sean la trama
que eche a este barco el anclaje.

La luz a tí debida
resbalando por la herida.
La voz a tí debida
matando a la bestia esquiva.

El sueño de los justos

La vida. La vida nos guarda a veces sorpresas, sorpresas de diversa índole. A veces nos abofetea, nos hace llorar, nos escupe y nos susurra obscenidades, divertida. Vivir duele, duele mucho, y a veces es un dolor que se hace insoportable. No lo negaré, no sería de recibo y se acercaría demasiado a una mentira consciente y programada.

Sin embargo, no es menos cierto que la vida nos da a veces sorpresas bonitas, agradables. Símbolos y metáforas, la cosa precisa en el momento preciso. Una bandada de palomas que sale volando al unísono, unas fuentes que se encienden, una palabra a la luz velada de la madrugada, y mil cosas más. Una mano que roza otra mano en el lugar preciso, con la intensidad precisa, con el cariño justo.

Nos miramos, y el mundo se ralentiza. Ambos hemos sentido la soledad del lobo estepario, la necesidad de ser amados mezclada con el odio a la pureza del amor. Ambos hemos vivido en una burbuja, andando con una cadencia radicalmente distinta a la del resto de los mortales. Ambos hemos llorado, hemos gritado, hemos intentando enterrar nuestras penas en el fondo de una botella o en el filo de una cuchilla. Ambos hemos escrito, hemos escrito mucho y muy duro. Poemas bañados en whisky para tí, textos bañados en sudor ajeno para mí. Ambos hemos entendido demasiado pronto lo mucho que duele respirar.

Hemos estado al filo de la locura.
Hemos estado al filo de la locura, y ahora todo ha cambiado.

Ha cambiado, se ha dado la vuelta a la tortilla, gracias a que fuimos valientes y nos dimos cuenta de que este tren no volvería a pasar.

Entonces, ¿qué va a pasar ahora? ¿qué nos depara el destino? Nadie puede saberlo, nadie quiere saberlo. Llevaremos siempre a la espalda esa carga pesadísima, ese pasado rojo e inflamado, y no debemos dejarla atrás, porque si olvidamos quienes fuimos, la historia volverá a repetirse. Sin embargo, te diré:

Ya es hora de reirnos del mundo, de besarnos en medio de la calle, de correr cogidos de la mano, de tumbarnos a mirar el cielo en cualquier césped, de rozarnos sin pudor y sin mesura, de mirarnos a los ojos y sentir que un puente se tiende entre nosotros. Éste es nuestro momento. Es hora de darnos las buenas noches con un beso limpio y fresco y de despertar con una caricia en la mejilla. Hoy, juntos dormiremos el sueño de los justos.

Juntos.

Atención, fascismo

Tengo algo para vosotros. Lo he visto por el youtube y he alucinado en colores. Después de abortos del "periodismo" (pido disculpas, pero no encuentro otro término) como el anuncio del orgullo gay que os dejo abajo, los de Intereconomía nos han vuelto a obsequiar con otra de sus perlas. Atención al vídeo, y sobre todo a la frase del final: Lo importante no es lo que votan, sino lo que piensan.



El del orgullo gay:




Y el nuevo vídeo:








Este tipo de cosas la hacen a una hacerse muchas, muchisimas preguntas. ¿Hasta dónde debe o puede llegar la libertad de expresión? ¿debemos permitir el insulto libre y a cara descubierta? ¿dónde están los límites?. En fin.

miércoles, 27 de julio de 2011

Innocence

Waking up I see that everything is ok
The first time in my life and now it's so great
Slowing down I look around and I am so amazed
I think about the little things that make life great
I wouldn't change a thing about it
This is the best feeling

This innocence is brilliant, I hope that it will stay
This moment is perfect, please don't go away, I need you now
And I'll hold on to it, don't you let it pass you by

I found a place so safe, not a single tear
The first time in my life and now it's so clear
Feel calm I belong, I'm so happy here
It's so strong and now I let myself be sincere
I wouldn't change a thing about it
This is the best feeling
This innocence is brilliant, I hope that it will stay
This moment is perfect, please don't go away, I need you now
And I'll hold on to it, don't you let it pass you by

It's the state of bliss you think you're dreaming
It's the happiness inside that you're feeling
It's so beautiful it makes you wanna cry

It's the state of bliss you think you're dreaming
It's the happiness inside that you're feeling
It's so beautiful it makes you wanna cry

It's so beautiful it makes you want to cry

This innocence is brilliant, it makes you want to cry
This innocence is brilliance, please don't go away
Cause I need you now
And I'll hold on to it, don't you let it pass you by

This innocence is brilliant, I hope that it will stay
This moment is perfect, please don't go away, I need you now
And I'll hold on to it, don't you let it pass you by





Please, don't go away

sábado, 23 de julio de 2011

Me has conocido en un momento extraño de mi vida.

Tengo las manos torpes y atrofiadas; no puedo escribirte unos versos tan hermosos que hablen por sí mismos. No puedo hacer eso, pero puedo ser sincera y hablar en prosa, que es el primer lenguaje del ser humano. Te diría muchas cosas, pero las palabras se las lleva el viento; y como las palabras se las lleva el tiempo, sólo puedo darte las gracias. Espero, por tu bien, que nunca te rompas ni desees dormir y nunca despertar. Ojalá jamás necesites desesperadamente coger mi mano. Pero, si algún día es necesario, si algún día la vida te da una patada en el culo y te tira de bruces contra el albero, yo estaré ahí para ayudarte a levantarte. Si los demonios tiran de tí hacia abajo, yo estaré ahí para vencer esa fuerza y devolverte a mi lado. Si el torbellino ruge y te atrae irremisiblemente hacia él, yo estare ahí para llamarte y devolverte a la luz. Por tu bien, ojalá nunca tenga que hacerlo. Pero, si me necesitas, allí estaré. Y, ¿por qué?

Por tí. Por quién eres. Por todo lo que me das. Por hacerme compañía, por enseñarme los secretos de las mil y una noches, por hacerme sentir fuerte y linda. Por tí.


El pasado ya es historia, y el presente es un regalo. Lucharé.






Sé que las palabras se las lleva el tiempo, pero ahora mismo es lo único que tengo para darte.




viernes, 22 de julio de 2011

Homesick

¿Es así como queréis que os recuerde?
¿como guardianes de ojos tétricos?
¿como silentes hitos miriamétricos?
¿como balanzas de brazos asimétricos?
Es normal que el reo esté que muerde





"[...] Doy hoy cumplimiento a mi juramento, que mi vida es mía y que mi victoria sobre la muerte se mide en segundos [...] "


Canto de Prometeo, A.R.V.G.




Mi vida es mía.

jueves, 21 de julio de 2011

Wonderwall

Me pongo tan melancólica cuando te vas...


Me enternece tanto que no te gusten las despedidas...



Ay.



martes, 19 de julio de 2011

"She, mistress of her own lust"




Esta noche,
brindaré por todas esas cosas que nunca podré darte.
Por esa mujer que nunca podré ser para tí.




lunes, 18 de julio de 2011

Exhumando cadáveres

Dada esta esterilidad de ideas que me azota desde hace unos meses, he empezado a pensar que soy inútil funcional. Quiero escribir algo, pero no hay manera, así que me ha dado por repasar aquella libreta que empecé en el 2008, en la que están algunas de las líneas que más orgullo me inspiran. Era una época en la que escribía compulsivamente, casi de forma obsesiva. Este es el resultado de la exhumación:


Sín título, 13 sept

[...]No quiero pedirte nada; perdóname, eso sí
si algún día fui o seré algo que no quieras,
si algun día te daño sin querer, si algún día,
por mi culpa, te quiebras.





Éste es uno de mis favoritos:

Sin título, 16 sept

Quiero andar hasta que no queden caminos,
llorar hasta que se me seue el corazón.
Quiero perderme hasta olvidar mi destino,
pensarte hasta perder la razón.

Quiero escucharte hasta que se te acaben los motivos,
gritar hasta quedarme sin aire en las venas.
Quiero esperarte hasta olvidar lo que vivimos,
sangrar hasta que ya no me queden penas.

Quiero dormir hasta quedarme sin noches,
ser tu Alicia sin país de las maravillas.
Quiero enamorarte hasta que por mí derroches,
gritarte, hasta que escuches, que las cosas son sencillas.

Brillaré hasta que te asombres.
Te llamaré hasta olvidar tu nombre.





Dímelo en la calle, 14-16 octubre

Vámonos, dame la mano y sonríe,
acompáñame a esta feria fantasma,
intentemos mantener la calma.
¡Vamos a ser libres otra vez!,
a ponernos del revés,
a vivir,
sin pensar en el ayer, ni en el mañana,
a mirarnos a la cara y a sentir,
a dejar, por un momento, de sufrir,
de pensar en "qué dirán...",
en lo que queda por hacer.
Seamos libres, sólo hoy;
sólo hoy, dime en la calle que me quieres,
que te tengo y que me tienes;
sólo hoy, dime que has vuelto a nacer,
aunque sé que mientes, no me tienes...
Sólo hoy, no me lo hagas otra vez, no me falles.
Sólo hoy, dímelo en la calle.





Cuídame, 14 oct

Arráncame de las manos el cuaderno
donde guardo mis penurias.
Sácame de la mente el momento
en el que rimé la primera furia.
Dame un caramelo, sonríeme entre la escoria,
vuélveme ignorante para no comprender la historia.
Convénceme, mi niño, de que el camino es de rosas,
guíame de la mano entre el desorden de mis cosas
y hazme creer, dulce voz, que son hermosas.





Buscaba este poema para reciclarlo y, quién sabe, quizás reescribirlo. Al final no lo he reescrito, porque leerlo me ha hecho ver de nuevo a aquella niña pequeña sacada a patadas de la infancia, perdida entre brumas. Reflejan demasiado bien cómo me siento ahora. Estos versos han motivado que abriera la libreta roja.

Sin título, 17 oct

¿Dónde queda el aire
perfumado?
¿Dónde la solidaridad
de los niños con los años?
¿Dónde queda el azúcar?
¿Y el deshollinador?
¿Dónde la piedrecita redonda
con forma de corazón?
¿Dónde quedan los coches divertidos?
¿Y los colores primarios?
¿Dónde dejé tus regalos?
Dejadme sola.




Uno algo diferente, pero flexible a más no poder:

Frases, 27 oct

Bésame, me arde la garganta.
Cántame, me duele la cabeza.
Mírame, me lloran los ojos.
Tócame, me escuecen las heridas.
Fóllame, me duele el corazón.
Sonríeme, me tiran los lavios.
Aráñame, me sangran los dedos.
Dame las manos, que las tengo heladas.




Un salto temporal; éste es del 20 de abril del 2009:

Sin título

Tu sitio lleno,
mi demencia
y este sencillo paroxismo de inexistencia.

Arma ruido tu decencia,
y mi falta de clemencia
no es más que tu reminiscencia.

Poco a poco desordeno
este cuarto
que dejaste en decadencia.

De tarde en tarde me abrazo
a tu seno
e imagino nuestra extraña displicencia.








Esto es todo por hoy.

domingo, 17 de julio de 2011

Angosto

Hay una sensación incluso peor que no poder respirar o verlo todo amarillo: sentir cómo el hueso se parte y se astilla bajo la piel.

Decadencia, hasta que la historia se repite.


Otra vez.
Otra vez.
Otra vez.

Otra vez.
Otra vez.
Otra vez.

Otra vez.
Otra vez.
Otra vez.

Otra vez.
Otra vez.
Otra vez.

Otra vez.
Otra vez.
Otra vez.

One step forward makes two steps back.

martes, 12 de julio de 2011

So... what?

Prácticamente no nos conocíamos, pero éramos familia lejana. A veces crees que estas cosas sólo le ocurren a otra gente, pero la realidad da vueltas hasta marearse. Por ella y no por mí, sino por la familia que compartíamos, sólo quiero decir que veintidós años no es edad para morirse.

Un poema de Benedetti

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo.

Pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.


Mario Benedetti.





Estoy trabajando en "cuatro noches en el infierno"... despacito, pero avanzando. Las prácticas en el centro de salud me comen mucho tiempo, pero escribo. Os quiero :)

miércoles, 6 de julio de 2011

Luz

Estaré allí en silencio, donde tus pupilas se posen;
besaré la ternura de tus labios que me llaman;
me haré piel en todo aquello que tus manos toquen
y en tus oídos la canción que me reclama.

martes, 5 de julio de 2011

FIGHT CLUB

Soy una luchadora. Una super-mujer, una como esas madres solteras trabajadoras que, además de llevar a sus hijos limpios y aseados al colegio, tienen tiempo libre para ir a la peluquería o para hacer un puzle.

Y como soy una super - mujer, una luchadora, pues no necesito ayuda.

Mentira.

Sí que la necesito.

He luchado siempre, me tomo la vida con pasión. He luchado contra el orden establecido, he luchado contra las injusticias que me han removido las entrañas, contra los rumores, he luchado contra las amenazas; he llegado hasta a luchar contra mi propio cuerpo a puñaladas. He llegado a luchar contra mí misma, y una guerra civil en el vientre duele como un millón de agujas clavadas.

Ahora quiero luchar contra esto, este asqueroso ser abyecto que está creciendo dentro de mí y no para de arañarme el pecho. Este gusano nocturno es astuto y sabe lo que debe hacer, y se alía con mi cerebro para dañarme todo lo posible. Años creciendo en mí, aimentándose de mi alimento, respirando mi aire.



Viuamus, mea Lesbia, atque amemus,
rumoresque senum seueriorum
omnes unius aestimemus assis.
Soles occidere et redire possunt:
nobis, cum semel occidit breuis lux,
nox est perpetua una dormienda.
Da mi basia mille, deinde centum,
dein mille altera, dein secunda centum,
deinde usque altera mille, deinde centum.
Dein, cum milia multa fecerimus,
conturbabimus illa, ne sciamus,
aut nequis malus inuidere possit,
cum tantum sciat esse basiorum.


-Lesbia quiere vivir-




Otro día bloguearé alguna cosa mas bonica -.-
Bah, a fregar.

domingo, 3 de julio de 2011

En tarros de miel

Me siento en el umbral de tus ojos y pierdo el miedo
vuelo esta noche tengo antojo de anidar en tu pelo
me riego pero me marchito si no te huelo
y me balanceo despacito empujao desde adentro


y aunque a veces vuele bajo, cojo altura si te veo
eres rama, eres refugio, eres agua en mi desierto
y aquí ando de nuevo, en la penumbra perdido
esperando a que vengas y con tu luz pueda ver el camino
me echo a sonreír al verte venir con la luna en tu ombligo

y en el aire cultivo palabras que voy a susurrarte al oído
me siento tan bien que pienso guardar en tarros de miel todo lo vivido

pa cuando no estés, poder untar, con algo dulce el agrio vacío
que empieza a cocer y esto ya no es igual, ya no es lo mismo, ni parecío
que va, que va.

otra noche con la misma flor
y cada noche un aroma y cada noche un color
otra noche, envuelto en sus hojas
su alegría me moja y yo soy esponja que lo absorbe to
su alegría me moja y en sus labios se aloja un dulce veneno

y empiezo a subir de nuevo p’arriba buscando la vida
me siento tan bien, que voy a construir en el cielo un jardín,
sujeto con pinzas.

Carpe Diem

Carpe Diem, Carpe Diem, Carpe Diem, baby. :)

Eres un pequeño ser extraterrestre jodidamente especial, único.

-¿Qué pasa?
-Nada
-¿Seguro?
-Seguro. Eso es lo bueno, que no pasa absolutamente nada.
-Si... Es como una sensación de "ya está... ya está todo bien"

:)



Yo, en mis tiempos mozos, escribía poesía muy amenudo. En los últimos años no he escrito prácticamente nada de poesía, salvo la "Lección de Anatomía" y poca cosa más. Al dejar la poesía se pierde práctica; de hecho, se pierde muy rápido. Me gustaría volver a hacerlo... pero eso significaría que tengo miles de penas que sacar y miles de heridas que cerrar. Así que, ahora mismo, FUCK POETRY. :)

sábado, 2 de julio de 2011

Ca-li-for-ni-ca-tion

Ahora mismo no tengo poder adquisitivo, ni medios, ni ganas, ni tiempo para hacerlo. Pero me gustaría poner un jodido anuncio en el Washington Post, en el New York Times, en El País, en El Mundo (es broma xD) y en el monte ese de Hollywood donde se puede leer el nombre de la ciudad en letras obscenamente grandes, con el siguiente mensaje:

HE VUELTO A ESCRIBIR!

(se oyen aplausos y vítores, los fans están enardecidos y emocionados)

Sí, sí. Después de un curso entero de sequía literaria, el otro día tuve una idea, y hoy tengo una motivación para llevarla a buen puerto. Es una colección de cuatro relatos cortos (para variar en mí, no soy capaz de escribir una novela) escrita en primera persona (¡Sí!) y... bueno, un dramón xD.

Lo que pasa es que he empezado a escribirlo en el cuaderno Moleskino, pensé que sería una forma de atarme a esa idea y ser capaz de terminarla. Parece que más o menos está funcionando...

La colección en cuestión se llama "Cuatro noches en el infierno". Cuando el primero esté terminado, lo postearé :)




Pero no es eso lo más importante del día... No, ni de coña. He dormido poco, pero who cares? no olvidaré la cerveza Judas, ni el Morrison's, ni Californication. Y pensar que creía haber olvidado lo que se sentía... Supongo que esto no tiene nada que ver con lo de antes, sobre los relatos, pero en realidad sí. Ponerse a escribir es una tarea ardua, y siempre he necesitado una motivación fuerte para hacerlo. Hoy, ahora mismo, esa motivación existe.

Libros, por todas partes

Tomado de www.librologies.blogspot.com
:)


El último libro que he leído: "La Historia de Lisey", de Stephen King. Es un libro sumamente especial para mí, y he cogido la costumbre de releerlo un par de veces al año.

Un libro que cambió mi forma de pensar: "Desde el Jardín", de Jerzy Kosinski. Aunque parezca raro en mí, que soy la niña de las novelas, este pequeño libro sobre economía (¡Sí!) me hizo entender muchas cosas.

El último libro que me hizo llorar: Pues... hace milenios que lo leí, pero "Hannibal: el Origen del Mal", el primero de la saga de Hannibal. La verdad es que la historia de Hannibal de pequeño es desgarradora, y terminé sintiendo una cierta simpatía por aquel muchacho caníbal que asesinaba a diestro y siniestro y se comía las mejillas de sus víctimas (dicen que es la parte más rica de todo el cuerpo :D)

El último libro que me hizo reír: "La Historia de Lisey". No voy a casarme con Stephen King, pero es que ese jodido libro lo tiene todo.

Un libro prestado que no me han devuelto: uno de relatos cortos de King, un librito jodidamente bizarro e inquietante ("El Umbral de la Noche"). Lo tiene Ana, y lo quiero de vuelta ya! :)

Un libro prestado que no he devuelto: "El diario de Ana Frank", y ni siquiera lo he leído. A ver si hago un esfuerzo, es uno de esos libros que, cuando te preguntan si lo has leído, da un poco de verguenza decir que no.

Un libro que volvería a leer:
Pf. Prácticamente todos los que he leído. "La Historia de Lisey", que me toca en Navidad, la colección de relatos de Poe, "El Cazador de Sueños", "El Talento de Mr. Ripley", "Héroes" (De Ray Loriga), "El Túnel", de Sábato, y miles más.

Un libro para regalar a ciegas: Depende de la persona, claro. Creo que hay tantos tipos de lectores como personas... asique es una pregunta difícil. Una novela para regalar a ciegas: "La Felicidad de los Ogros", de Pennac. Uno de filosofía: "La Rebelión de las Masas", de Ortega (acabo de empezarlo y me está gustando mucho). Un libro de poemas: cualquiera de Antonio Machado, es uno de mis favoritos, y "Mi Primer Bikini", de Elena Medel. Una obra de teatro: cualquiera de Shakespeare, a ser posible en inglés; si hay que elegir, eligo "Hamlet", "Romeo y Julieta" y "MacBeth"

Un libro que me sorprendió para bien: "La Mecánica del Corazón". Me lo regaló Jonathan por mi cumpleaños; al principio pensé que sería una patata sensiblona, pero terminé enganchada y lo pasé muy mal con el final. Malditos franceses, tienden a terminar todos los libros con el final más dramático posible... -.-

Un libro que robé: Pues creo que nunca he robado un libro xD

Un libro que encontré perdido: Pues no me ha pasado nunca eso, y es una lástima porque tiene que ser muy romántico.

El autor del que tengo más libros: Stephen King, claro. Y después, Raymon Chandler.

Un libro valioso: "El Canto de Prometeo". Ese es el más especial de todos, con diferencia. Y después, "La Historia de Lisey" (no soy una de esas fan obsesas de Stephen King, lo juro). Curiosamente, ambos ligados a Avaron :). También es especial la colección de relatos de Poe, porque es el único libro de segunda mano que tengo, y un libro de poemas de Rubén Darío que data de 1910 (huele jodidamente bien).

Un libro que llevo tiempo queriendo leer: pues uno de Eduardo Mendoza, "El Misterio de la Cripta Embrujada". Lo he empezado un par de veces y no he sido capaz de seguir, pero estoy empecinada porque mi madre dice que podría gustarme mucho. Ese, y la saga de "Juego de Tronos".

Un libro que prohibiría: Me sentiría un poco censora si hiciese eso. Un libro que no recomendaría a nadie: "El árbol de la Ciencia". A alguien le parecerá una blasfemia, lo siento, pero me aburrió sobremanera.

El próximo libro que voy a leer: Incógnita, no tengo ni idea. De verdad que no, esa parte de mi futuro está totalmente en blanco.