Por hablar.

martes, 3 de febrero de 2015

Sangro el fruto de la tierra.
Y duermo, a la sombra del roble,
el sueño del opio;
el sueño de los justos.